domingo, 12 de abril de 2009

Huella dactilar, comprobante de domicilio e identificación para comprar un pinche celular.


A partir de este viernes, las compañías telefónicas concesionarias deberán llevar a cabo un registro y control separado de sus usuarios। De esta manera, el nuevo usuario de telefonía móvil que adquiera un equipo celular deberá proporcionar su nombre completo, comprobante de domicilio, nacionalidad e impresión de su huella dactilar. Lo anterior, para conformar el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que permitirá abatir la comisión de delitos vía telefonía celular como extorsión, amenazas, secuestro, en cualquiera de sus modalidades o de algún delito grave o relacionado con la delincuencia organizada. Según lo establece el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 9 de febrero de este año el registró se deberá iniciar 60 días después de la publicación del decreto. Por su parte, los más de 70 millones de usuarios que ya disfrutan de este servicio, contarán con un plazo de un año para cumplir con las obligaciones de registró y control.
“El poder es hijo del control y la sumisión” (Abel Desestress)