lunes, 20 de julio de 2009

LE ENSEÑÓ A LEER A SU PERRO

Una adiestradora de perros logró que un terrier responda a órdenes escritas.

La entrenadora Lyssa Rosenberg le enseñó a su perrito terrier a responder a órdenes simples. Pero escritas. Si el cartel dice "Bang" el perro hace "el muertito". Si ve las palabras "sit-up" se sienta.

Willow -así se llama la perrita- es capaz de hacer 250 cosas si Lyssa se lo ordena. "Yo solía bromear diciendo que podía enseñarle a que me sirva un Martini", cuenta la adiestradora. "Un día le aposté a un amigo que podía enseñarle a leer. Él me prometió regalarme un viaje a México si lo lograba. ¡Así que ahora Willow y yo nos vamos a México!

"Me tomó seis meses que reconociera algunas palabras y reaccionara a ellas. Pero no es sólo mi caligrafía la que reconoce. Si imprimo los carteles en la computadora ella también obedece

“Ya no distinguimos al sabio este se ha perdido en la sabiduría popular de los que saben todo” (Abel Desestress)