martes, 4 de noviembre de 2008

“El hombre no resiste la estúpida tentación de querer ser historia a cualquier precio” (Abel Desestress)


Una mujer japonesa está presa por haber matado al personaje virtual con el que se casó en un juego.

Una maestra de piano en Sapporo -o mejor dicho, su alter ego digital- se casó en el marco de un juego online con otro personaje. Pero, al parecer, esta mujer de 43 años se enfureció al ingresar a este mundo virtual y encontrarse con que su marido la había abandonado.Según explicó la policía, ella accedió en forma ilegal a los datos de registro del hombre que interpretaba a su marido virtual. Una vez que la señora se hizo con esos datos, en forma intencional mató al personaje.La pena por su acción (ahora sí, en el mundo real) es de 5.000 dólares de multa y hasta cinco años de prisión. Un vocero de la policía de Sapporo explicó que la mujer utilizó el usuario y la contraseña del hombre para llevar a cabo el homicidio digital."De repente estaba divorciada, sin una palabra de aviso. Eso me volvió loca", explicó la mujer.