jueves, 15 de enero de 2009

Obama plasma en una carta dirigida a sus hijas su ideario y objetivos políticos

En la misiva, que se publicará el próximo domingo en la revista Parade, Obama afirma que, si decidió luchar por la presidencia de EE UU, fue "por lo que quiero para vosotras y para cada niño de este país"।

"Quiero forzar las fronteras humanas para ir más allá de las divisiones de raza y región, género y religión que nos impiden ver lo mejor en cada uno", declara el presidente entrante, que jurará su cargo el próximo martes. En la carta, Obama les asegura a Malia, de 10 años, y a Sasha, de siete, que quiere que todos los niños estadounidenses puedan recibir una buena educación y ocupar "buenos puestos de trabajo" cuando crezcan.
Expresando un sentimiento que todo padre conoce, Obama afirma que "de repente, los grandes planes que tenía para mí dejaron de parecer importantes... Me di cuenta de que mi propia vida no contaría mucho a menos que pudiera garantizar que vosotras podéis aprovechar cada oportunidad que tengáis". También desea que sus hijas y el resto de los niños puedan ser testigos de una serie de innovaciones tecnológicas que hagan de "nuestro planeta más limpio y más seguro".
Ir a la guerra "por una buena razón"
Obama quiere garantizar que EE UU sólo va a la guerra "por una buena razón, que hacemos lo que podemos por resolver nuestras diferencias de manera pacífica y que hacemos todo lo posible por salvaguardar a nuestros hombres y mujeres en el servicio militar".
El presidente electo, cuyas hijas serán las primeras niñas en vivir en la Casa Blanca desde que lo hizo Chelsea Clinton durante el mandato de su padre, Bill Clinton, concluye la carta asegurando que desea que crezcan en un mundo donde nada quede fuera de su alcance, y que "os convirtáis en mujeres compasivas y comprometidas".
"Quiero que cada niño tenga esas mismas oportunidades de aprender y soñar, y por eso he llevado a nuestra familia a esta gran aventura", sostiene. "Estoy muy orgulloso de vosotras. Os quiero más de lo que os podréis imaginar nunca. Y cada día doy gracias por vuestra paciencia, saber estar, indulgencia y humor cuando nos preparamos a comenzar nuestra propia vida", declara.