miércoles, 30 de septiembre de 2009

Por las artes, Cuba sigue siendo UNA pero SIN FRONTERAS


Escrito por Antonio Gordon especialmente para debatecuba.blogspot.es

El concierto de Juanes en la Habana el último 20 de septiembre continúa siendo noticia. El ya famoso y planetario video- porque le ha dado la vuelta al planeta – donde Juanes, Bosé, Yoduel y Olga se enfrentan a una representate del gobierno revolucionario acerca del acceso a la Plaza para el concierto, ha dado mucho que comentar.

Por fin, a raíz de este video y la polémica que ilustra, el Coma/Andante ha declarado que eso fue “un montaje.” Hay que reconcer que el viejo dirigente de los comunistas cubanos sí sabe de montajes habiéndolos utilizado para su beneficio desde la campaña en la Sierra Maestra hasta nuestros días. Ahora bien, los muchachos del concierto -sean de la izquierda, del centro o de de la derecha - no creo, ni parece, que hubieran hecho semejante show. Sin embargo, si ( condicional ) hubo montaje, fué por parte de los agentes del gobierno revolucionario que pudieron haber hecho aparentar el “problema” para ver cómo se portaban los cantantes. Algo así como, vamos a hacer esto y ver si son de la loma o si son del llano. Los muchachos del concierto se portaron bien y se puede decir que otros incidentes e impresiones a un lado, en esa contienda salieron muy respetablemente.

Una reseña que no he visto en la prensa, quizás por respeto a los cantantes, es esta. El llevar a Cuba una retaíla de cantantes para que canten con un “escojido” número de cantantes nacionales sin evocar a José Martí ni a Ernesto Lecuona se puede entender como un deslíz imperdonable.

Claro, si el régimen considera que las líricas de José Martí o la música de Lecuona son contrarevolucionarias, entonces eso da pie a otra discusión. Y en términos de Lecuona, fíjense si de veras hemos sido un sólo pueblo dividido artificialmente por los ladrones de nuestra historia y las fuerzas del exterior, que cuando uno busca “Por el arrullo de palma” en internet, primero aparece Ibrahim Ferrer - del Buena Vista Social club- y mucho después Lecuona, su autor. De manera que sí, Cuba es un sólo pueblo en el que hay muchas opiniones y muchas familias, muchas canciones y muchos interpretes. Un solo pueblo cuya gesta por el mundo desde hace 50 años no debe reconocer fronteras porque en nuestra Patria no se puede ser libre, no se puede opinar a no ser con el beneplácito de los hermanos Castro, y no se puede vivir mientras se existe prolongadamente bajo un terror que ya ha dado pie al síndrome de Estocolmo en el Caribe. Si quieren, ya que Ferrer está enterrado en Cuba y Lecuona en La Florida, pensemos en muestra Cuba sin fronteras.