jueves, 5 de febrero de 2009

Un padre búlgaro decapitó a sus dos hijos en plena calle


Un búlgaro de 29 años reconoció este jueves haber decapitado en plena calle a sus dos hijos, de cinco y ocho años, después de haber incendiado la vivienda familiar el miércoles por la noche, informó el ministerio del Interior.
Mancho Panyukov explicó que su acción estuvo motivada en el deseo de su esposa de abandonarle.
Tras prender fuego a la casa, el padre sacó a sus hijos a la calle y, literalmente, les decapitó con un cuchillo, explicó a la radio nacional el alcalde de Osikovo (suroeste), Mitko Dedyov.
El suceso ocurrió en la localidad de Skrebatno, cerca de Osikovo, el miércoles por la noche. Horas más tarde, la policía detuvo al agresor y éste reconoció los hechos.
La ex compañera y otros cuatro familiares que se encontraban en el domicilio incendiado, tuvieron que ser hospitalizados con serias quemaduras.