viernes, 24 de octubre de 2008

Se derrumba la Bolsa de Argentina

“El Ser efectúa actos tan salvajes contra sí mismo y los demás, que es irónico hablar de raciocinio mental” (Abel Desestress)
Buenos Aires ,- La nacionalización de las pensiones privadas en Argentina y las inversiones de las empresas españolas en el país sudamericano, se aliaron para causar hoy la segunda mayor caída de la historia y del año de la bolsa española, que perdió el 8,16 por ciento. El principal indicador del mercado español, el Ibex-35, en el que sólo subieron tres valores, bajó 799,70 puntos, equivalentes al 8,16 por ciento, la segunda mayor bajada de su historia, hasta 8.995,30 puntos. En el año baja el 40,71 por ciento. El Gobierno argentino busca apoyos parlamentarios para lograr la rápida aprobación del proyecto de ley de estatización de los fondos privados de pensiones, mientras lanza mensajes de tranquilidad a grandes empresas afectadas por la incertidumbre de los mercados y el derrumbe de la bolsa. Catorce años después de la creación de los fondos privados de pensiones en Argentina, y en medio de un contexto de crisis financiera internacional, la presidenta Cristina Fernández envió el martes al Congreso, un proyecto de ley para nacionalizar el sistema privado de jubilaciones. El ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, se reunió por separado con directivos de las compañías YPF y Telefónica, ambas de capitales españoles, a las que dio garantías de seguridad jurídica. Fuentes gubernamentales argentinas aseguraron a la agencia noticiosa Efe que la relación con YPF y Telefónica “es perfectamente normal dentro de un diálogo maduro”. Las reuniones con los representantes de YPF y Telefónica se celebraron a menos de 24 horas después de que el Gobierno argentino presentase al Parlamento un proyecto de ley para estatizar los fondos privados de pensiones, que ha causado preocupación en algunos sectores y repercutido en el mercado de valores español.Vence pago de deuda.Por otro lado, el vencimiento de pagos de deuda por unos 12 mil millones de dólares en 2009 y la falta de recursos para enfrentar ese compromiso llevó a la presidenta Cristina Fernández a estatizar los fondos de pensiones, dijeron ayer analistas.