jueves, 17 de enero de 2008

MINISTRO ITALIANO RENUNCIA POR EL ARRESTO DE SU CORRUPTA MUJER. POLITICA Y RELIGION. COKTEL DE BAJEZAS.


El ministro de Justicia de Italia renunció el miércoles por una orden de arresto de su mujer, pero su partido dijo que no retirará su apoyo al primer ministro Romano Prodi, lo que podría haber derribado a su Gobierno.

. "Estoy renunciando porque entre el amor por mi familia y por el poder, elijo el primero," dijo Clemente Mastella al Parlamento en un discurso, entre lágrimas, después de que se emitiera la orden de arresto domiciliario para su mujer como parte de una investigación de corrupción.

Mastella, quien encabeza un pequeño partido católico en el Gobierno de coalición de centroizquierda de Prodi, describió la orden de arresto domiciliario de su esposa, quien dirige el consejo de la región de Campania, como el último de una serie de intentos para desacreditarlo.

El político controla tres bancas en la cámara alta o Senado, en la que Prodi se aferra al poder con una mayoría de tan sólo dos legisladores.

Si el partido Udeur de Mastella retirara su apoyo parlamentario, el frágil Gobierno de Prodi de 19 meses podría colapsar, ya que enfrentaría mayores dificultades para aprobar leyes clave.

El senador Tommaso Barbato, de Udeur, dijo que Mastella había dimitido al cargo, pero que el partido "absolutamente no" abandonará la alianza de Prodi.

Mastella ha complicado la gestión de Prodi enfrentándose a menudo con los aliados izquierdistas e incluso ha amenazado en el pasado con hacer caer su administración, pero sin su apoyo en el Senado, el primer ministro hubiera enfrentado más dificultades.

Aún los comunistas que a menudo han chocado con Mastella, una de las fuerzas más conservadoras en el Gobierno, lo instaron a quedarse.

Su esposa, Sandra Lonardo, preside el consejo de la región de Campania, alrededor de Nápoles, y el miércoles enfrentó una orden de arresto domiciliario en una investigación por corrupción. Ella también retrató su inminente arresto como parte de una campaña contra su familia.

"Creo que este es el precio amargo que mi esposo y yo estamos pagando por nuestra defensa de los valores católicos y los principios de la moderación y la tolerancia contra el fanatismo y el extremismo," dijo Lonardo, según fue citada por la agencia de noticias ANSA.

Figura inconformista y colorida de la política italiana, Mastella obtuvo un cargo en el gabinete luego de las elecciones del 2006, en las que Prodi desplazó al conservador Silvio Berlusconi, para asegurar el apoyo de Udeur, aunque dicho respaldo es por momentos vacilante.
Sinceramente. Hasta mañana.