sábado, 19 de enero de 2008

TODAS LAS MUJERES TIENEN DESEOS DEL CAÑO Y SER TUBERA.


No crean que solo en argentina, en cualquier país del mundo, novatas, experimentadas, famosas y desconocidas, , tu hermana y la mia, tu novia y la mia, y tu mamá tambien. Todas quieren treparse a un escenario acariciar ese caño igual que un pene duro, largo y reluciente, es la pasión y sueño de adolescentes, jovencitas, adultas, y maduritas.
Porque..?
Por lo mismo que representa, un desfogue de sexo, diversión, travesura y erotismo.
El caño o tubo, antes mal visto y muy ligado a la prostitucion, hoy por hoy, es el atractivo principal desde La Quiaca hasta Rumania.
Pueden ponerle mil justificativos y motivos de participar en estos juegos, concursos, desafíos, bailes, etc. Pero la verdad es una sola. Las viejas se calientan mas que el caño, cuando se contonean pegadas a el, lamiéndolo, rozándose, apretándolo, trepandose, mil posiciones, y mil fantasías. Todo despierta ese tubo, que no se afloja, no se ablanda, y no se cansa. Y la verdad siempre esta duro, lo cual muy pocos podemos presumir, es mas creo que ninguno.
Que rival tenemos, y me late que por mucho tiempo.