jueves, 10 de abril de 2008

Por sus amistades y política económica .No quieren darle créditos a Argentina


Dime con quien andas y te dire... con que lios creceras. (Abel Desestress)

CK pide prestado a los argentinos con bonos a 5 años

Economista24.- El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha entendido que está difícil el crédito en los mercados internacionales, por lo cual ha decidido endeudarse dentro de la Argentina, apenas dos días después de que se hiciera una tregua en el paro campesino que puso a la mandataria en jaque por el desbastecimiento provocado en apenas tres semanas de paralización.

Los analistas económicos no están del todo complacidos con la manera en la que el gobierno de Fernández de Kirchner manejó el conflicto con los sectores agrícolas, reporta el diario Los Andes, añadiendo que “no hay señales de que se esté trabajando en frenar la inflación”, lo cual dificulta la venta de papeles de deuda en el mercado foráneo - con excepción de Venezuela, que en el pasado no ha tenido miramientos para adquirir bonos argentinos, lo cual ha agradecido profundamente la pareja Kirchner.

La cartera de Economía de Argentina licitará hoy la primera emisión del Bonar 2013, un nuevo bono a cinco años por un monto entre 750 y 1000 millones de Pesos Argentinos, equivalentes a unos 230 / 300 millones de dólares. El bono, a tasa variable, está destinado principalmente a fondos de pensiones y jubilaciones, que gozan de una importante liquidez y buscan opciones para colocar sus fondos, empresas aseguradoras e instituciones financieras argentinas.

El gobierno está autorizado para emitir hasta 4.000 millones de pesos más (USD $1.200 millones) de este mismo instrumento, caracterizado por un capital que será pagado al vencimiento en 2013 e intereses cancelados trimestralmente.

A mediados de marzo, se encendió la polémica por cifras contradictorias de inflación que hicieron sospechar a los analistas que el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) argentino ha manipulado las cifras de inflación durante los últimos 13 meses. Mientras el organismo oficial publica cifras de inflación de 8,5% para 2007, las consultoras privadas calculan la subida de los precios entre 15% y 23,9%.

Los nuevos papeles argentinos tomarán como referencia para el pago de intereses la tasa Badlar (la de depósitos a plazo fijo) en lugar del índice oficial llamado Coeficiente de Estabilización de Referencia (que se calcula en base a las cifras del Indice de Precios al Consumidor -inflación- de los dos meses previos y el de los primeros 6 días del mes en curso), lo que ha sido interpretado como un reconocimiento por parte del gobierno argentino de que las tasas de inflación que maneja no son confiables para los entes financieros.