jueves, 13 de marzo de 2008

El sexo es el elemento disfuncional de la mente. (Abel Desestress)


Identifican a la presunta acompañante de Spitzer ( El gobernador que se vio obligado a renunciar tras su escandalo sexual)

Se trata de Ashley Alexandra Dupré, una chica de 22 años oriunda de Nueva Jersey; se hacia llamar Kristen mientras trabajaba para Emperor’s Club VIP

Dejó un hogar disfuncional en Nueva Jersey a los 17 años para viajar a Nueva York y trabajar como cantante de Rhythm and Blues en centros nocturnos. Ahora, a la edad de 22, se ha convertido inconscientemente en la protagonista del drama que llevó a renunciar al gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer.

Su nombre es Ashley Alexandra Dupré, y de acuerdo a lo publicado por The New York Times en su artículo La mujer en medio de la caída del Gobernador, ella es Kristen, la prostituta de élite que tuvo encuentros con Eliot Spitzer el 13 de febrero en el Hotel Mayflower de Washington.


La joven de Nueva Jersey ha permanecido los últimos días en su apartamento en Manhattan, según reporta el diario neoyorquino en su página de internet. Apenas el pasado lunes hizo una aparición en la corte federal, donde le fue asignado un abogado debido a que se prevé que sea testigo en el caso contra cuatro personas acusadas de operar una red de prostitución llamada Emperor’s Club V.I.P.


En una entrevista telefónica, Dupré dijo que ha dormido muy poco en los últimos días debido al estrés que le genera estar involucrada en el caso. “No quiero que me vean como un moustro”, agregó la joven.


Por su parte, Don D. Buchwald, el abogado designado para representar a Alexandra, mencionó que Dupré fue citada a testificar como parte de las investigaciones, pero evitó hablar de la fecha en la que ella comenzó a trabajar para el Emperor’s Club y de cuándo conoció al ex gobernador Eliot Spitzer.


En su página de internet en MySpace.com, Alexandra Dupré comenta que “soy una chica que vive por la música, y la música es lo que me hace ser. Fluye de lo que he vivido, de lo que he visto y de lo que siento”.


Según The New York Times, el documento judicial en el caso de prostitución refiere que la mujer, que el Emperor's Club VIP llamaba Kristen, cobraba mil dólares por hora, lo que la ubicaba en el medio de la escala entre las prostitutas de este establecimiento que recibían por sus servicios hasta 4 mil 300 dólares la hora.