lunes, 24 de marzo de 2008

PROTESTA MULTITUDINARIA. cadena humana por las minas antipersonal en Sáhara


Levatanta tu voz, y tu cabeza, para que sepan que existes, pero mas eleva la conciencia para que tú, entiendas quien eres. (Abel Desestress)

Protesta multitudinaria
Más de dos mil personas forman una cadena humana para protestar por las minas antipersona en Sáhara Occidental

Más de 2.500 personas, muchos de ellos europeos, protestaron ayer contra la proliferación de las minas antipersona en Sáhara Occidental, en concreto por el llamado por los saharauis "Muro de la Vergüenza", una concentración de seis millones de minas que se prolongan durante casi 3.000 kilómetros a lo largo de la frontera entre la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática y los territorios controlados por Marruecos.

De pie, con las manos cogidas a lo largo de más de un kilómetro, los componentes de la cadena humana han gritado "abajo el muro de la vergüenza", durante una manifestación inédita de solidaridad con el pueblo saharaui, según la agencia de noticias Sahara Press Service.

Este muro "simboliza el colonialismo, la separación y los males del exilio para el pueblo saharaui", resume Belén, 21 años, venida de Madrid a Mahbes, norte del Sáhara Occidental, para "responder a la llamada del deber", dice. "Debe caer, como el sistema colonial marroquí en el Sáhara Occidental. Quizá no sea mañana, pero el día de la libertad para el Sáhara Occidental vendrá seguramente y se aproxima", afirma esta estudiante de arte.

Los manifestantes hicieron también alusión a la "responsabilidad histórica" de España durante su colonización del Sáhara Occidental. de donde se retiró en 1975.

Junto a los numerosos españoles, otros manifestantes han venido de varios otros países de Europa: Italia, Francia, Suiza, Bélgica e incluso de Noruega. Los manifestantes llegaron en aviones charter de sus países respectivos y han recorrido en vehículos todo terreno, algunos en camiones, el centenar de kilómetros de pista que separan este trozo del muro marroquí de los campamentos de refugiados saharauis donde habían pasado una semana.