sábado, 31 de mayo de 2008

Aprehenden a Ahumada en Argentina


Buenos Aires.-El empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz, actual propietario del club Talleres de Córdoba, fue detenido por personal de Interpol en la ciudad de Buenos Aires


AUNQUE EL LO NIEGA

-Asegura el empresario de origen argentino que aún se encuentra en su casa en Buenos Aires, sin embargo, Interpol Argentina afirma que sí fue aprehendido con fines de extradición a México y que incluso trató de evadir la acción policiaca

Buenos Aires.-El empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz, actual propietario del club Talleres de Córdoba, fue detenido por personal de Interpol en la ciudad de Buenos Aires, ante un pedido del juzgado séptimo penal de la ciudad mexicana de León, bajo el cargo de presunto fraude.

“La detención se produjo ante el requerimiento de autoridades mexicanas por irregularidades con un equipo de futbol. Ahora los trámites de extradición serán bastante complejos”, señaló el comisario inspector Alejandro Di Nizo, Jefe de Interpol en Buenos Aires.

Ahumada fue detenido en horas de la tarde en un edificio ubicado en la calle Riobamba, en el barrio Norte porteño.

La razones de su detención obedecen a una apelación de compra-venta de jugadores del club León que se había concretado el 19 de abril del 2002 y cuyo demandante es Roberto Zermeño Vargas, anterior propietario del equipo.

Aunque Carlos Ahumada negó que haya sido detenido este viernes y aseguró que aún se encuentra en su domicilio en Buenos Aires, Argentina, la Interpol confirmó la aprehensión del empresario que en México protagonizó los videoescándalos en los que se pusieron al descubierto malos manejos de representantes del gobierno capitalino que encabezaba Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista telefónica con Adela Micha, Ahumada dijo que hubo una serie de desinformaciones con relación a su supuesta detención y aclaró que hay un amparo que se está promoviendo.


“No sé de que manera y por qué motivos difundieron incorrectamente que yo había perdido el amparo. Lo pueden ver en el Juzgado Sexto de Distrito en San Lázaro, que el amparo no está perdido”, señaló Ahumada.

Por su parte, también en entrevista telefónica con la conductora de televisión, Oswaldo Magnoli, subcomisionado de Interpol Argentina, confirmó la detención de Carlos Ahumada en la capital argentina y señaló que mantienen contacto con la Cancillería mexicana para efectos de extradición.

A pregunta expresa de Adela Micha, Magnoli reconoció que Ahumada, en su intento por escapar de la justicia, se escondió en la cajuela de un automóvil, pero el subcomisionado no quiso dar más detalles.

La información que se dio a conocer la tarde de este viernes es que Ahumada Kurtz, actual propietario del club Talleres de Córdoba, fue detenido hoy por personal de Interpol en la ciudad de Buenos Aires, ante un pedido del juzgado séptimo penal de la ciudad mexicana de León, bajo el cargo de presunto fraude.

La razones de su detención obedecen a una apelación de compra-venta de jugadores del club León que se había concretado el 19 de abril del 2002 y cuyo demandante es Roberto Zermeño Vargas, anterior propietario del equipo.

RECORDANDO NOTICIAS;

Un "no me olvides" de AMLO a Carlos Ahumada.

Un minuto después de salir libre del reclusorio, Carlos Ahumada fue reaprehendido por judiciales del DF. Después de golpearlo a él y a su familia y meterlo a la patrulla tras gritos como "traite al hijo de su puta madre" y "¡Pinche argentino de mierda, te va a cargar la chingada! " Ahumada recibió un pequeño recordatorio por si aún quiere elaborar más sobre la corrupción en la administración de "Honestidad Valiente".

El poder de AMLO sobre la Ciudad de México (que solo apenas empieza a terminar) tuvo una relación muy estrecha con los empresarios del Distrito Federal. Para el financiamiento de sus campañas electorales y proyectos presidenciales alucinógenos, encontró siempre en ellos una fuente de recursos fácil de explotar.

No todos los empresarios tuvieron la suerte de Ahumada, algunos como los Bromberg, fueron agradecidos con permisos ilegales de construcción tras sendas aportaciones a las cuentas del Partido Porril . Otros, como muchos restauranteros y dueños de bares se vieron afectados por clausuras e inspecciones para obligarlos a "aportar" a las campañas del Partido Porril o a las actividades destructivas de la Presidencia Legítima.

Carlos Ahumada no es un empresario honesto, pero en su afán de demostrar que se requieren dos para bailar tango, se llevó por la borda la imagen de honestidad del peje destruyendo lo que quizá era su "mayor atractivo" como candidato a la presidencia. Y es que nunca se nos olvidará la imagen de los colaboradores del Peje metiéndose los billetes que no cabían en las maletas a las bolsas de la ropa. Se evitaron la pena de los cheques y las transferencias porque querían ocultar las transacciones. ¿A donde fue a parar ese dinero? Pudo haber parado a las manos de Bejarano, Imaz o hasta las del mismo AMLO. Probablemente nunca lo sabremos. Lo que si sabemos es que más alla de las teorías del complot y los falsos escapes del peje, es que íntimos colaboradores suyos estuvieron realizando transacciones con dólares en efectivo y fueron expuestos. Eso es lo importante. En Carlos Ahumada tuvimos un indeseable y sucio aliado contra el populismo. Nada de lo que nos podamos sentir orgullosos.