jueves, 1 de mayo de 2008

Despenalizan diputados el adulterio en el país


A PONER LOS CUERNOS, QUE YA NO ES DELITO.

El pleno de la Cámara de Diputados despenalizó el adulterio, basándose en el argumento que era un delito prácticamente imposible de demostrar y con un tratamiento penal divergente en el país.

El pleno de la Cámara de Diputados despenalizó el adulterio, basándose en el argumento que era un delito prácticamente imposible de demostrar y con un tratamiento penal divergente en el país.

En el marco de la sesión ordinaria en San Lázaro, se aprobó con 301 votos a favor, 31 en contra y ocho abstenciones, la controvertida reforma que deroga un artículo del Código Penal Federal fue turnada al Senado.

En tribuna, la diputada Maricela Contreras Julián, del PRD, destacó que se requiere homologar los códigos penales y civiles en los estados, pues actualmente tienen preceptos que afectan de forma directa a las mujeres y en algunos casos solapan la violencia intrafamiliar.

En los argumentos de la reforma se indica que desde el año 2004 no se ha condenado a ninguna persona en México por el delito de adulterio, ya que los requisitos para que un juez determine o tipifique el delito son prácticamente imposibles de presentar.

Se destaca que en algunas legislaciones de los estados el adulterio es considerado delito; en otras, se le incluye entre las causales de divorcio.

"Todavía se discute entre los autores y expertos si el que comete homicidio o lesiona a su cónyuge sorprendido en adulterio flagrante debe quedar excluido de responsabilidad penal, aunque prima el criterio negativo", se añade en la reforma.

La discusión se centra en que las leyes mexicanas requieren la comprobación del adulterio infraganti y con escándalo, o en la casa conyugal, lo que es difícil de comprobar. "Difícilmente podríamos considerar algún caso en materia federal, en el que pudiese ser aplicable esa norma", explica.